INSTITUTO OFTALMOLÓGICO DE MADRID

Dirección : Av. de la Hispanidad, 2, 28945 Fuenlabrada, Madrid
  Tlf : 916 06 80 74

Degeneración Macular

TRASTORNOS OCULARES EN LA EDAD ADULTA

¿Qué es la DEGENERACIÓN MACULAR?

¿Qué es la DEGENERACIÓN MACULAR?


La Degeneración Macular es una enfermedad ocular progresiva que daña las células de la Mácula , parte del ojo situada en la Retina que se encarga de nuestra visión "central".

La Degeneración Macular puede causar daños irreparables, e incluso la ceguera parcial o total, si no se diagnostica y se trata a tiempo.

¿Cómo se produce la DEGENERACIÓN MACULAR?


La Degeneración Macular puede revestir 2 modalidades:

d_macular

La Degeneración Macular "Seca" consiste en un deterioro gradual de las células de la Mácula que se produce con el paso del tiempo. Su evolución es lenta.

Esta modalidad es la más extendida y, también, la menos grave dado que la lentitud de su progresión hace más fácil que su diagnóstico se haga "a tiempo".

La Degeneración Macular "Húmeda" se produce cuando detrás de la Mácula se generan, de forma espontánea, unos minúsculos y frágiles vasos sanguíneos que vierten líquido y sangre y acaban por dañar a la Mácula.

Esta modalidad es menos frecuente pero resulta mucho más peligrosa dada la rapidez de su evolución, y la gravedad de sus efectos, que pueden llegar a causar la ceguera.

¿Cuáles son los síntomas?


Los síntomas de la Degeneración Macular son la progresiva pérdida de la" visión central

  • Al Paciente de D.M. le cuesta ver bien la zona central del rostro de una persona, o de una señal de tráfico, por ejemplo. Y la dificultad aumentará con el tiempo, si antes no se ha puesto remedio.
RETIMNOPATIA

Sin embargo, dado que la Degeneración Macular no suele afectar a los dos ojos al mismo tiempo, es posible que el Paciente no lo advierta al principio, ya que la falta de visión del ojo dañado se compensará con la visión del ojo sano.

Desafortunadamente, cuando sus efectos empiezan a ser advertidos, suele ser por que la lesión ya afecta a ambos ojos.

Por ello es muy importante realizar una Revisión periódica preventiva.

¿En qué consiste la Revisión?


Las pruebas a efectuar son sencillas y permiten medir la capacidad visual del Paciente, comprobando si existe algún síntoma de deterioro en la percepción ocular.

El test de Amsler es una prueba que consiste en observar el punto central que hay en una cuadrícula (la “Rejilla de Amsler”), tapándose un ojo cada vez, y comprobar si las líneas que aparecen se ven rectas o torcidas.

DMACU